Marialuz tengo tu cartera – Mi cuenta en Facebook

Ayer estaba mi pareja haciendo una limpieza en facebook de bots y morralla y de repente estalló en carcajadas (tiene una forma peculiar de reír y no es precisamente jijiji o jejeje, es más bien JA JA JA JA JA JA JA …).

El motivo era este (me ha permitido hacerle captura):

Ella recordó una historia que me ocurrió en un autobus hace un tiempo (unos años).

Ahora relataré la historia con detalle pero antes he de decir que esa cuenta con ese nombre peculiar (“Marialuz tengo tu cartera”) es mia. TENGO CUENTA EN FACEBOOK y sin embargo voy por la vida diciendo que no.

– Fanta !, Fanta ! se me ha caído un mito.

Amigo me da igual los mitos que se te caigan. No me conoces.

La historia de Marialuz y su cartera

Pues estaba yo en un autobús camino de casa de mis padres para visitarles un fin de semana. Suelo dormirme en el autobús ya que la última parada es a la que voy.
Una parada antes de la última se paró una chica que era prácticamente la última persona junto a mi y el conductor que quedaba en el vehículo.

A los 10 minutos me tocaba ya salir. El autobús había terminado su ruta y yo había terminado con mi sufrimiento (suelo llegar mareadisimo cuando cojo ese autobús, prácticamente apunto de vomitar de tantas paradas que hacen).

Me percaté al salir de que había una cartera en el suelo al bajar las escaleras. Pillé la cartera y el autobus se piró. La cartera tenia algo de dinero, carnet de conducir, de universidad, … bla bla bla

Era de una chica. Llegué a casa y busqué información sobre ella. Era una chica del pueblo de al lado y si conseguía contactarle podría hacerle llegar de nuevo su cartera.

Busque su nombre en buscadores (google por ejemplo) y salió que ella tenía cuenta en facebook. Yo llevaba ya tiempo sin cuenta de facebook pero no me quedó otra que abrir una nueva.

Pensé que sería buena idea llamar a esa cuenta con el nombre que le puse “Marialuz tengo tu cartera”. Creo que ponerle de foto un tío con la cara tapada como un bandolero no ayudó como tampoco el que le pusiera que trabajaba en Bankia.

El caso es que tampoco lo pensé bien ni tengo mucha idea de como hacer esas cosas bien. No suelo ir recogiendo carteras de autobuses y buscando a sus dueños/as por internet.

Digamos que ese perfil no era amigable. De eso me di cuenta tiempo después.

Conseguí llegar a MariaLuz pidiendo amistad a sus amigos. No podía enviarle un mensaje directo pero si podía hacerle llegar a sus amistades en facebook que tenía su cartera y que necesitaba contactar con ella (por eso el nombre ese raro en facebook).

No recuerdo si ella llegó a aceptarme como amigo en facebook pero si que se que uno de sus amigos o amigas la llamó por teléfono y le dio mi teléfono. Nos pusimos en contacto.

Vino con sus padres a casa de mis padres a recoger la cartera.

Me dijo el padre muy serio:

– “Esto no lo hace nadie”

Yo pensé que se refería a un buen acto. Ahora con el paso del tiempo veo que pudo ser un poco intimidante, amenazante, stalker, …

Mirando con perspectiva el asunto que te agrege alguien con ese avatar en facebook y se llame como tú diciendo que tiene tu cartera podría ser interpretado de muchas formas (y no todas buenas).

Me dieron de todos modos dinero. Unos 20 euros (yo no los quería).

Deja un comentario