Bestiario de movimientos sociales – El femilisto

Se hace llamar a si mismo feminista. Es un hombre feminista y eso no quiere decir que no sea posible pero si que posiblemente será un “falso feminista” o estará en proceso.

El femilisto aparenta una capa superficial de mucha cultura teórica sobre el feminismo pero es incapaz de llevarlo a su practica diaria.

El tío se está colocando siempre en primer plano en asambleas cuando se habla de feminismo. Es capaz de encajar ciertas referencias teóricas en las conversaciones. Es un falso feminista. Consigue con esa postura situarse por encima de todos los hombres de la asamblea y consigue la alianza rápida con las mujeres.

Una mala combinación de bestias podría ser la del femilisto fucker (ver perfil del fucker aquí). El motivo es que estaríamos hablando de una variante que utiliza el feminismo para follarse a todo lo que se mueva. Este espécimen existe pero no es necesariamente el más habitual. Es más habitual el fucker tradicional.

Es paternalista ya que confunde la igualdad con el paternalismo. Esto puede chirriar al resto de compañeros y compañeras del colectivo.

Ese paternalismo resulta ridículo e incluso injusto en algunos momentos. Muchas mujeres y hombres cuando han calado previamente al femilisto serán capaces de neutralizarlo.

Al femilisto lo neutraliza normalmente la feminista pero también es posible que lo neutralice otro femilisto ya que en un mismo espacio se comen el oxigeno.

Comportamientos típicos del femilisto son:

– Decir frases hechas del feminismo como por ejemplo “lo personal es político”, “Las herramientas del amo nunca desmontarán la casa del amo”,
– Nombrar a Simone de beauvoir.
– Tienden a hacer “maninterrupting” a lo Monedero style.
– No va a una mani feminista si no es para ponerse en primera línea y gritar “nosotras parimos, nostras decidimos”.
– No hace nada anónimo, es decir, intentará que todo lo referente a feminismo sean palabras en público, actividades en público, y todo lo super visible. En su casa no se comportará así.

El femilisto podría llegar en algunos momentos a en una asamblea practicar el “mansplaining” y lo mismo en cualquier contexto de su vida. Siempre estará disponible para enseñarle a una mujer como tiene que defender sus derechos y lo que es el feminismo.

Será capaz de indicarle a las mujeres que acciones son las correctas en feminismo y cuales no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *