Han llegado los mayores, guarda los juguetes

Las mejores ideas no se le cuentan al jefe.
 
El bitcoin llegó hace ya casi una década. Lo revolucionario no era solamente la moneda electrónica y si más bien blockchain ya que permitía y permite muchísimos otros usos.
 
Una tecnología de la que se escribía sobre ello en 1994: http://www.cypherpunks.to/faq/cyphernomicron/cyphernomicon.txt
 
Y que quedó declarada en el siguiente manifiesto: El manifiesto criptoanarquista
 
Se puede leer actualmente en castellano aquí: http://blog.bit2me.com/es/manifiesto-criptoanarquista/
 
Frases que sacar de ese manifiesto:
 
El Estado intentará, por supuesto, retardar o detener la diseminación de esta tecnología, citando preocupaciones de seguridad nacional, el uso de esta tecnología por traficantes de drogas y evasores de impuestos y miedos de desintegración social.
 
Posiblemente bitcoin no es ni lo más ecológico (Proof of work) ni lo definitivo. Pero ha supuesto un desarrollo de ideas que estaban allí 20 años antes.
 
Pueden surgir muchos juguetes de blockchain y pueden ser y son revolucionarios. Afectan a mercados financieros, afectan a como consumimos por ejemplo.
 
Llevar blockchain para el control de la cadena alimenticia por ejemplo o al voto. Eso puede permitir saber si realmente un producto viene de x agricultor de tal país hasta permitir hacer referéndums electrónicos.
 
Es toda una revolución implementar esas ideas que ya surcaban el cyber espacio hace 20 años. No están exentas de problemas y de polémicas pero allí está el germen sembrado e implementado.
 
Puedes jugar a ser un mini banco o puedes jugar en el juego que quieras.
 
Lo que creo que está claro en este juego es aquello de que “Las mejores ideas no se le cuentan al jefe”.
 
Y me da que los jefes ya están jugando https://www.bbva.com/es/blockchain/ desde hace años.
 
Estas ideas permiten que los grandes entren al juego en la medida de lo que les interesa y que tengamos esa sensación de que “hemos de guardar nuestros juguetes”.
 
Pero estos juguetes ya existen. Podemos hacerlos a nuestra medida, podemos jugar con ellos. Podemos no respetar nunca los de los jefes como ha de ser.
 
La solución a los males del mundo no es blockchain pero cierto es que permite una des-centralización del poder por ejemplo que hasta décadas atrás era impensable.
 
No es perfecto. Tampoco lo es el mundo en el que vivimos pero no es el miedo lo que tendría que cambiar el mundo. Y mucho menos el miedo a cambiar el mundo.

2 thoughts on “Han llegado los mayores, guarda los juguetes”

  1. Usar la potencia de cálculo de una red para realizar cálculos que no llevan a nada (proof-of-work) no es lo ideal, pero es de las soluciones más elegantes que se han pensado, y la primera en posibilitar una red descentralizada abierta.

    En internet, sobretodo si consideramos el anonimato como algo importante (tal y como lo consideran los cypherpunks), es complicado aplicar el lema de una persona, un voto. Lo más cerca a lo que podemos llegar es a una IP, un voto, una clave criptográfica, un voto; o un dispositivo, un voto. Si todos los dispositivos tuvieran la misma capacidad de cálculo, no sería para nada descabellado pensar que la proof-of-work equipara a los dispositivos y descentraliza la red en muchas manos. Al fin y al cabo alguien puede tener un rango muy amplio de IPs o generar muchas claves criptográficas, pero los dispositivos son mucho más caros.

    Y al menos durante los primeros años fue asi. La gente podía minar bitcoin desde sus PC, y no había grandes diferencias entre los hashes por segundo que podían calcular distintos dispositivos. Todo el mundo con un ordenador y acceso a internet tenía la posibilidad de minar un bloque. Es por eso que Satoshi se molestó cuando se empezó a minar con GPU, ya que dejaba fuera a la mayoría de ordenadores personales. Por desgracia la cosa ha empeorado con los años y a día de hoy sólo grandes inversores pueden plantearse invertir en minería de bitcoin.

    Esto no se ve como deseable por parte de la comunidad, y por supuesto con el tiempo han salido alternativas al proof-of-work muy interesantes, como por ejemplo los propuestos en FileCoin, pero eso no desmerece el mérito del proof-of-work. Aunque se haya centralizado en los últimos años a causa de los circuitos integrados (ASICs), sigue haciendo que Bitcoin no pueda ser controlado por ningún gobierno ni corporación.

    En cuanto al impacto ecológico del proof-of-work, es complicado de mesurar, pero investigadores de la universidad de Princeton calcularon que en 2014 el consumo eléctrico de la red de Bitcoin era el que producía una central hidroeléctrica. No es tanto, ya que de lo que estamos hablando es de securizar un sistema financiero. El sistema convencional gasta mucha más energia en emitir moneda física, moverla de manera segura con furgones blindados y securizar los bancos. Aunque cabe admitir que el consumo eléctrico se les está yiendo un poco de las manos a los mineros, no hay punto de comparación con el sistema convencional.

    La próxima vez que oigais que Bitcoin está centralizado y que va a provocar una catástrofe ecológica, recordad eso. Bitcoin es un sistema abierto que permite participar a qualquiera con suficiente capacidad computacional, esto incluye diferentes actores políticos con diferentes intereses, y por lo tanto no está supeditado a los intereses políticos de un sólo actor. Por otro lado, no podemos decir que sea un despilfarro de energía si lo comparamos con el sistema actual, de hecho es más eficiente.

    Como dijimos en la charla, es un tema político complicado. Hay cosas de Bitcoin que a mi tampoco me gustan, pero sigo pensando que es un hack al sistema, uno de los que cambian la historia, y como tal no hay que desmerecerlo. Porque que lo acepte Agata Ruiz de la Prada no significa que Bitcoin sea la nueva herramienta capitalista, significa que han tenido que ceder. Y por eso, Bitcoin mola.

    1. Hace poco vi unos cálculos que decían que la red de Bitcoin gasta la misma energía que Túnez entero.

      Sí, Bitcoin mola. Sí, Bitcoin chupa más energía que la que debe y no escala muy dabuten. Es así de jodido.

      No sé muy bien a qué te refieres con alternativa a Proof-of-work (PoW a partir de ahora) mencionando a FileCoin. Creo que FileCoin no se mina, se hace una reserva inicial de moneda y se obtiene porque la empresa te la da (ellos la pierden). No hay minado real, hay un intercambio de manos. Bitcoin *genera* moneda cuando minas, el número total de Bitcoin se aumenta con el minado, en FileCoin creo que no es así, en casi ninguna empresa nueva de estas es así (en Sia creo que sí, pero en Storj no).
      Además, no veo que eso sea una alternativa al PoW. Pero eso depende de si me equivoco en lo anterior. Corrígeme si estoy muy fuera, por favor.

      Existen otros PoW mucho más molones a nivel ecológico que se basan en otras cosas en lugar de poder de computación (RAM, Número de máquinas, etc). Esto tiene más sentido en un BlockChain más adulto en el que ya nos hemos dado cuenta que CPU desencadena en gasto energético desperdiciado.
      La moneda CryptoNote definió un PoW llamado CryptoNight, que es el que usa Monero, que es muy interesante. Se basa en cantidad de máquinas porque se basa en la latencia, forzando al minero a usar gran cantidad de cache L2 para resolverlo. Esto en principio no gasta tanta CPU y no es fácil de mejorar con Hardware específico. Los CryptoNote le llaman Egalitarian PoW porque es igualitario => Todas las máquinas tienen el mismo poder independientemente de su capacidad de CPU.

      Otro interesante es el de ZCash, que se basa en RAM, así es muy difícil que surja Hardware específico para él (las máquinas con más RAM son los ordenadores).

      Cualquiera de ellos reduce el consumo energético de forma notable y hacen que sea posible volver a minar con un CPU.

      Otro punto interesante a tener en cuenta es el SmartMining, que es una forma de minar sin poner la máquina al 100% (cosa sólo posible con algoritmos no basados en CPU) para poder estar haciendo otras cosas mientras el minero hace su trabajo. De esta forma se intenta conseguir que todos los usuarios tengan un minero en su equipo corriendo mientras lo usan para otras cosas y así tengan derecho a voto en su red.

      Leyendo tu mensaje he pensado que esto iba a gustarte. Con esto Bitcoin (o quien fuera) podría ser mucho más ingobernable.

      Sobre el consumo energético me gustaría ver comparativas, pero bueno, también los bancos hacen otros servicios que bitcoin no (con los que puedo estar de acuerdo o no, pero que es necesario añadir a la comparativa para que sea justa) y hay que mover a los trabajadores a esas oficinas, ponerles la luz, el agua, sus ordenadores, los megaordenadores del banco para hacer sus big-datas, etc.
      Hay mucho que comparar pero lo que es evidente para todos es que podemos mejorar Bitcoin con pequeñas cosas aunque puede que aplicar un PoW nuevo en él no interese porque ya se está lucrando gente y no vaya a querer cambiar.
      Quizás tengamos que entonar en algún momento: “bitcoin está muerto, larga vida al bitcoin”?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *