002 – Desconexión – Desechando material no necesario

No pretendo vivir en la montaña pero si saborear las cosas mejor.

Con el paso del tiempo vamos acumulando cosas que no son realmente necesarias. Por ejemplo dvds y cds que hace unos años guardábamos pero que hemos ido paseando por todos los sitios en los que hemos vivido y la verdad es que … muy rara vez los hemos necesitado.

 

 

 

Ejemplos de dvds y cds que hoy en mi primer día de desconexión he destruido:

 

* Distros de GNU/Linux grabadas en dvd y cd.
* Hiren tests cds.
* Cdmix.
* Recopilatorios de juegos.
* Juegos que hoy puedes conseguir en 2 o 3 minutos.
* Software para windows de antaño (autocad, office, windows, …)
* …

No es sencillo destruir un dvd o un cd, no sirve con rayarlos. Mejor romperlos dentro de una bolsa de plástico.

 

 

 

He pasado el día haciendo 2 cosas importantes. Una ha sido fotos de juegos originales para PC que voy a poner a la venta. Fotos y su descripción. La otra ha sido destruir unos 500 cds y dvds.

Lo tengo todo digitalizado para intentar venderlo pronto y quitarme de encima esos juegos que hoy puedo conseguir si lo deseo rápidamente y que al mismo tiempo son juegos que ya he jugado y me los he pasado.

Algunos de esos juegos en su día me costaron unos 40 euros y con suerte podré venderlos a 10 o 5 euros.

 

La segunda cosa que me ha llevado más tiempo y trabajo ha sido ir pasando a un disco duro externo un montón de contenido de dvds y cds. Unos 500 cds y dvds durante muchísimas horas han pasado por mi lector.

He ido copiando lo que consideraba bueno.

 

He considerado bueno estás cosas:

* Algunos juegos.
* Algunas películas para verlas estos días o borrarlas pronto ya que están disponibles seguramente rápidamente.
* Fotos realizadas años atrás.
* Software que he desarrollado años atrás.
* Vídeos grabados por mi.
* documentos.
* Reliquias difíciles de conseguir.
* …

Al final lo que me quedo es lo que para mi al día de hoy tiene algo de valor. Una purga que me permite quitarme de encima un montón de material no necesario e ir organizando el que si creo de valor.
Tras la purga llegará el archivado cifrado. Eso me permitirá tener mis recuerdos cifrados en menos espacio (espacio en casa ninguno a comparación de 500 cdvs/dvds

Dicho eso pasamos a la segunda historia para ir entendiendo de que va esta secuencia de posts.

 

Billy vivía en un pueblo. Se suscribía al circulo de lectores, a la revista tipo, la discoplay, … y toda esa mierda mainstream.
La forma de acceso a lo que llaman cultura estaba limitada. Eran los años 80, principios de los 90.

Billy tenía acceso permanente a otro tipo de cultura de la que hablaremos luego.

Billy tenia una cinta TDK en la que grababa de la radio canciones intentando cortar las voces que se colaban de los presentadores del programa.
Grababa en una cinta un cacho y luego esperaba a que pusieran otra y otra y otra y … se las «descargaba» todas. Solía esperar a la noche para poder grabar de un programa de radio en el que solían meter buena mierda.

La cinta luego se metía en un doble pletina. Se sacaban las mejores y se creaban cintas con buen material.
Con esas cintas de buen material se pasaba al siguiente nivel, mezclarlas con el pause a medio pulsar y mil inventos más que hacían que pudieras hacer que fuese más lento el motor y quedase guay ese efecto al grabarse en la otra pletina.

Cada canción se podía escuchar y disfrutar miles de veces. Tampoco había mucho más. El contenido que tenia Billy el niño era poco al principio. Con el paso de los años eran cientos de cintas.

En las cintas billy pintaba. Billy quería poner el logo de los artistas e incluso añadirle su propio estilo.

Tras rellenar la etiqueta de la cinta con su boli bic y ponerle alguna pegatina (estrellas, guitarras, …) pasaba a pintar las de la caja de la cinta. Todo un arte tenia Billy. Cada una de esas cintas llevaba horas y sudor.

Billy no buscaba en google o en el espoti ese, Billy se curraba obtener un instante y grabarlo. Mezclarlo y editarlo. Billy disfrutaba el material que conseguía también por la venta en catalogo y por correo.

Billy intercambiaba sus cintas con otra gente. Se pasaban cintas y se las copiaban. Las archivaban.

 

 

 

Hoy en día nos han robado todo ese trabajo. Ya lo hacen por nosotros/as :). Posiblemente no nos supone tener un disco o una discografía más de 5 minutos con una conexión medio decente.

Mi propuesta es vivir y repensar esa conexión permanente como si fuese a 56k.

 

Hace años que dejamos de acumular música en disquetes, cds, dvds, discos duros, pendrives, … para simplemente no hacerlo. Por un módico precio ya lo hacen por ti.

Por ese motivo voy a tener días enteros de desconexión. Eso creo me permitirá mejor saber que bajar, saber lo que necesito y saber que quiero.

Al mismo tiempo tener tiempo de desconexión me permitirá disfrutar ese contenido de otra forma y tener tiempo que poder emplear en desarrollar.

No es que esté en contra de tener acceso a muchas alternativas. Lo que quiero es simplemente poder disfrutarlas.

 

Ayer pasé un día sin conexión. Tendré al menos 2 cada semana inicialmente.
Considero es importante hacer limpieza de lo que tenemos y lo que realmente necesitamos o utilizamos a lo Marie Kondo. Ese ha sido mi primer paso. Ahora cabalgo con menos peso.

 

¿Le ha gustado el contenido?

Si le ha gustado y le ha sido de utilidad puede donar aquí https://paypal.me/mierdatv .  
También puede escribir un comentario si lo considera oportuno.  
 

Comentarios 2

  • Cuantas horas escuchando el rimadero con el botón en el rec!. XD. También añoro la sensación de que te rulasen un cd y escucharlo semanas una y otra vez hasta saberte las letras del derecho y del reves. Ahora son muy excepcionales los discos q merecen un par de escuchas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *